Loading...
Las camisetas

Las camisetas

Además de una prenda de vestir universal, es uno de los objetos publicitarios más utilizados en las campañas promocionales y publicitarias. Lo sabemos bien en nuestro sector, que tiene en la camiseta uno de los exponentes más populares de artículo promocional. 

Sus ventajas son absolutamente conocidas: utilización generalizada prácticamente en todo el mundo, en todas las edades, en casi cualquier circunstancia; su precio suele ser muy razonable, la superficie de marcaje es amplia y su visibilidad es máxima.

La camiseta no pasa jamás de moda, pero eso no significa que las modas no afecten a las camisetas. Los cortes, los colores, los acabados están sujetos a las tendencias, y temporada a temporada vemos innovaciones y avances. Mención especial merecen las formas del cuello que, en especial en los modelos femeninos, presentan una gran variedad: asimétrico, barco, escote drapeado, chimenea, cruzado, escote redondeado, Mao, redondo, cisne, tunecino, de pico...

El algodón es el material más tradicional aunque también se utilizan otros tejidos, como el poliéster en los modelos destinados a la práctica deportiva. También se han popularizado los modelos sin mangas, o con tirantes, especialmente entre el público femenino, o con mangas largas, a veces con un modelo de manga corta por encima. Durante algunas temporadas la moda impone tallas holgadas, al cabo de un tiempo vuelven a llevarse ceñidas; de repente se llevan largas, por debajo de la cintura... hasta que se empiezan a llevar cortas, enseñando el ombligo.

Las modas van pasando, pero la camiseta siempre se queda. Y si entramos en el terreno de la personalización, las posibilidades de plasmar de forma indeleble e inconfundible la marca de la casa tienden al infinito. Hemos visto millones de modelos distintos: dibujos, fotografías, inscripciones, mensajes, carteles, logos, frases..., todo vale y todo tiene cabida en la superficie de una camiseta. Mediante serigrafía, bordado, impresión digital, transfer, pedrería, sublimación, vinilo..., siempre se encuentra la mejor manera de convertir la camiseta en un artículo de promoción.

 

 

Los creativos han de dar rienda suelta a su imaginación con mensajes positivos que aseguren una larga vida a la logomanía más allá del verano. Dicen los libros de historia que la primera vez en que se utilizó una camiseta como soporte promocional fue en 1932. La idea fue de los productores de la película El mago de Oz, protagonizada por Judy Garland, que imprimieron miles de ejemplares con la imagen de los personajes del film. Causaron sensación y el éxito fue inmediato. Cuando una idea es buena de verdad, perdura en el tiempo, y hoy, 83 años después, la camiseta promocional está más viva que nunca.

 

 

MyP Publicidad

MyP Publicidad es una agencia de publicidad especializada en: Diseño, Merchandising, Regalos de empresa, Camisetas y textil, Diseño web y SEO, impresión y rotulación.

- Twitter - Facebook - Google+
MyP Publicidad

Promociones

Nuestro blog

Suscríbete

Susríbete a nuestra Newsletter y recibirás en tu correo todas nuestras novedades y ofertas...